Generación 2.0

Por Chez Rémi

Siempre que presencio un concierto de rock multitudinario, tengo la impresión que esta especie de comunión mutua del público y de los artistas debe tener un parecido con lo que sentían en la Edad Media los peregrinos cuando llegaban a sus destinos.

 

Ayer por la noche, yo tuve la suerte de presenciar y disfrutar del concierto de Miguel Ríos en la Sierra de Gredos. Creo que Miguel sería una especie de arzobispo o de nuncio si el rock & roll fuese una religión.

leer más