Miguel Ríos comienza con éxito su gira de despedida

PÚBLICO.ES Ávila - 12/07/2009

Después de cincuenta años llevando el rock a los escenarios de medio mundo, Miguel Ríos ha iniciado su gira de despedida, y lo ha hecho a lo grande. Más de 10.000 personas han asistido esta noche al primero de sus conciertos, en la abulense Sierra de Gredos.

Los miles de seguidores que se agolparon en torno al escenario pudieron disfrutar de un arranque de concierto novedoso, con el artista presentando uno de sus nuevos temas. La mítica canción Bienvenidos, como era de esperar, también fue una de las primeras canciones en esta velada, que el propio cantante bautizó como "noche verde" por el entorno natural en el que se desarrolló.

Tras ese tema, pasaron por el escenario más de treinta canciones, entre las que destacan grandes éxitos como Sábado noche, Santa Lucía o el Himno de la alegría, con la que cerró el concierto.


No a la prórroga de Garoña
Y en un entorno natural,  con un mensaje tan claro y comprometido como el que transmite la canción Antinuclear, Miguel Ríos no quiso desaprovechar la oportunidad de referirse a la Central Nuclear de Garoña y reivindicar el cierre de la misma.

 

Pero la gran sorpresa de la noche no llegó con el mensaje político, sino con la presencia virtual de Joaquín Sabina sobre el escenario para cantar a dúo el tema titulado Aves de paso. Además de este gran artista, Miguel Ríos estuvo acompañado, esta vez en persona, por muchos otros amigos como Ana Belén, Ivan Ferreiro, Rosendo, Mikel Erentxun y Mägo de Oz, entre otros.

 

El concierto contó con una impresionante puesta en escena, con 320.000 vatios de luz y otros 180.000 de sonido y con dos pantallas gigantes para facilitar el seguimiento del espectáculo. 

 

 Y todo ello, dentro del IV Festival Músicos en la Naturaleza, organizado por la Fundación del Patrimonio Natural de Castilla y León con el objetivo de promocionar los espacios naturales de la Comunidad. No es la primera vez que se lleva a cabo esta iniciativa, y cada año consigue una mayor aceptación. En 2008, miles de personas llenaron el recinto para asistir al concierto de Bob Dylan y Amaral.

 

Ahora podemos decir que Miguel Ríos también ha estado en ese escenario, y su éxito se hizo notar con la gran ovación que le dieron los 10.800 asistentes en cada una de las actuaciones.