Miles de personas despiden a Miguel Ríos en la Sierra de Gredos

ABC.ES  | PATRICIA GARCÍA ROBLEDO | ÁVILA 12-07-09

No podía ser de otra manera. Miguel Ríos apareció solo en el inmenso escenario desplegado en la finca Mesegosillo de Hoyos del Espino (Ávila), y coreado por el eco de la Sierra de Gredos y las voces de 10.000 asistentes, inició su actuación con el tema «Memorias de la carretera» y siguió con un aclamado «Bienvenidos». Este espacio natural vibró anoche de nuevo con la cuarta edición del Festival «Músicos en la Naturaleza», organizado por la Consjería de Medio Ambinete, a través de la Fundación Patrimonio Natural.

hoyos2.jpg
El cantante granadino elegió la Sierra de Gredos para comenzar su despedida, con la cuarta edición de «Músicos en la Naturaleza», que volvió a abarrotar de gente Hoyos del Espino (Ávila) y los pueblos de los alrededores.
 
 En la anterior edición del evento, Bob Dylan y Amaral congregaron a cerca de 12.000 personas en el interior de la finca Mesegosillo, a las que se unieron más de 2.000 en el exterior., una cifra récord que este año no se esperaba superar, ya que las previsiones se situaban en los 10.000 asistentes.
 
Miguel Ríos, arropado por una docena de artistas nacionales que han colaborado con él en su disco de despedida de la carrera musical, titulado «Bienvenidos», inauguró en la Sierra de Gredos, con «La Noche Verde», su gira de despedida, después de medio siglo sobre los escenarios. Junto a él, Los Secretos, Ana Belén, M Clan, Quique González, Rebeca Jiménez, Revólver, Celtas Cortos, Burning, Rosendo, Mikel Erentxun, Iván Ferreiro, , Jorge Salán -Mägo de Oz- y Pereza.
 
El concierto arrancó a las diez de la noche, prolongándose hasta bien entrada la noche, después de que Ríos y compañía desgranaran más de una treintena de temas de toda su trayectoria musical.
 
Durante el día, muchos de los asistentes al concierto se decantaron por pasar el día en Hoyos del Espino, disfrutando de su gastronomía, sus calles y sus zonas de baño. La piscina natural de la localidad estuvo atestada, así como otras zonas del río que atraviesa la zona.